FUERON LA VID

Parece que dormitan, retorcidas,

deformadas sus ramas por la tierra,

traspasadas de sol, en viejos campos

que en épocas remotas, por septiembre,

fueron la vid primera en la memoria.

Parece que dormitan, sin embargo,

crecen y crecen tierra abajo,

afianzando la acechanza continua

de un olvido. Fantasma de la noche

en que la luna su mirada desgarra.

Parece que dormitan, y no alcanzan

sus toscas ramas por el medio día;

y la vista reposa en cada hoja.

Más traslúcidas –perlas verderonas-,

ya se asoman prudentes por el sueño.

Parece que dormitan, hasta estallan,

refulgen, aparecen, regresan del verano,

y a pesar del silencio de la tarde,

reclaman y reprochan el olvido

de saberse doradas, licuadas…bendecidas.

LA VID POR MARÍA INÉS GUZMÁN

VIÑEDO BARON BALCHE VALLE DE GLPE, ENSENADA B.C. MÉXICO. 15/06/2018

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: