GRAVA CENICIENTA

Sedentario.

De lo que fue y será,

de lo que entró a salir al paso de la hiedra enamorada.

Disecado, ese grito de lenguas sin

hablar en la grava cenicienta.

Ah…esta boca en balde, pendenciera,

alerta en la sombra, vertical,

con la encía corroída por el gusto del silencio.

Con el hábito del padre de alejarse a masticar

la mañana —sabandija— de un dirá.

Que será lo que se hunde, lo finado,

las volutas de la cosa, conversando, en espiral.

Y no sin dolor se abrió.

Una frase de la otra,

una noche y su destino.

Lo contiguo y lo conmigo.

El tener que precisar el asiento de las voces,

de la idea. Enamorada, la hiedra. Quién no.

Disecada, la espera de la huella. Donde fui.

Sedentario, di sediento o serenado, sitio a

cuestas. De pesado ve a la silla un pensamiento.

Al paso, en bocanada, viene el viento,

ocupado en descansarte la palabra si es,

entra por fuera de esa puerta.

DEL VALDIRIO, MAQUINISTA (2006) POR ENRIQUE BACCI

1/3200 s a F/1.8, ISO 20

GRAND CANYON NATIONAL PARK. 31/03/2018 1:56 P.M.

Anuncios

Un comentario sobre “GRAVA CENICIENTA

Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: