GOLDEN GATE

Salir a caminar por San Francisco es una de las cosas que más me gusta. Siendo está una ciudad pequeña, se convierte en un paraíso para el peatón: la arquitectura, los murales, las galerías de arte, la gente, todo va apareciendo en el camino, tras cada esquina, al terminar una cuadra, al llegar a la cima de una de sus tantas colinas, siempre hay algo esperando para sorprendernos. Sin embargo, uno de los símbolos más importantes de está ciudad es el puente GOLDEN GATE, que se levanta imponente sobre el estrecho que separa la bahía de San Francisco del Océano Pacífico.

El GOLDEN GATE, catalogado como puente colgante, es para su tiempo, una obra maestra de la ingeniería. Su construcción empezó el 5 de enero de 1933 bajo el gobierno de FRANKLIN D. ROOSEVELT, y tuvo a JOSEPH STRAUSS como ingeniero en jefe.

La decisión de construirlo se debió a dos motivos fundamentales:
1. El hecho de que el sistema de ferris (barcos que trasportan a la gente de un lado a otro de la bahía) resultara insuficiente puesto que, en la década posterior al final de La Primera Guerra Mundial, el tráfico rodado de la zona se multiplicó por siete.
2. Fue parte de un programa de obras públicas iniciado por el gobierno para generar empleos y tratar de combatir de esta manera los efectos de la Gran Depresión.

La construcción de este coloso de la ingeniería se concluyó en 1937 con un costo aproximado, para la época, de 35 millones de dólares. El puente, que une la ciudad de San Francisco con el condado de Marin, está suspendido de dos torres de 227 metros de altura, tiene una longitud aproximada de 2,7 kilómetros, tres carriles para vehículos en cada dirección, además de carriles protegidos para peatones y bicicletas, y está suspendido a 67 metros sobre el nivel del mar para permitir el paso de los barcos.

POR QUE SE LLAMA GOLDEN GATE
A pesar de que el estrecho que separa el Océano Pacífico de la bahía de San Francisco fue explorado en 1579 por SIR FRANCIS DRAKE y luego por un grupo de soldados españoles en 1772, fue el explorador norteamericano, JOHN CHARLES FREMONT, fue quien le dio al estrecho el nombre “GOLDEN GATE” en 1846, que es el mismo nombre del estrecho que une Asia con Europa, en Constantinopla. Es así que, al construir el puente se decidió darle el nombre del estrecho sobre el que se levanta.

EL COLOR ROJO
Es impresionante ver este puente de cerca, con ese rojo encendido que lo hace aún más imponente, sin embargo, no hay nada estético en la decisión de pintarlo de rojo, puesto que se trata tan sólo de innumerables capas de anticorrosivo, para proteger su estructura metálica de los efectos del mar.

EL LADO OSCURO DE LA BELLEZA
Diez semanas después de inaugurado, un hombre caminó hasta el centro del puente y saltó al vacío, de esta manera se inauguró la estadística más oscura del GOLDEN GATE. Desde entonces se estima que 1,600 personas han elegido el puente para quitarse la vida, incluso, se sabe que muchos de los suicidas han viajado distancias muy largas con el objetivo de saltar desde él.

Han habido por lo menos siete intentos por construir una barrera de protección, pero hasta el momento nada se ha hecho y las cifras siguen aumentando años a año.

ESCRITO POR JÓSE ANTONIO GALLOSO

F/7.1 1/4000s ISO-125 18mm
GOLDEN GATE BRIDGE, SAN FRANCISCO CA. 09:53 A.M. 27/10/2017

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: